Skip to content

cuaderno de bitácora

Detalles de mis viajes

Lowa, 100 años de historia de la montaña

El año 2023 marca un hito en la historia de Lowa. La marca celebra su primer centenario y es el momento perfecto para analizar los 100 años de historia de la compañía y la evolución de la marca a lo largo de su historia. Pero no nos equivoquemos: Esto no es un cuento de hadas. Es una historia real. Hace más de 100 años, Lorenz, Hans y Adolf Wagner vivían en la localidad bávara de Jetzendorf. Su padre les enseñó el oficio de zapatero, y los tres pasaron a la historia de las botas alpinas como fundadores de las marcas Lowa, Hanwag y Hochland. «Yo, el hijo mayor de la familia, heredé el patrimonio de nuestros padres, que consistía tanto en algunas tierras de cultivo como en una zapatería. Era comprensible que mi objetivo fuera crear una empresa a partir de la pequeña zapatería, por muy temerario que este plan pudiera parecer a muchos de la zona.» – Lorenz Wagner La música como preludio del éxito Johann, el padre de los tres hermanos Wagner, era zapatero y músico. Tocó en la primera banda de Jetzendorf, fundada por su hermano Josef Wagner en 1850. Los tres hijos de Johann, Lorenz, Hans y Adolf, también eran músicos y se unieron a la banda. La banda Wagner interpretaba muchos tipos de música, desde la alegre música folclórica alpina hasta la solemne música de la iglesia. Lorenz Wagner asumió la dirección de la banda después de su tío y su primo. Lorenz describió más tarde cómo utilizó la música para ayudar a sentar las bases del futuro de su zapatería: «En aquella época, los zapateros solían ser también músicos. Tocaba en bodas y eventos. Gané bastante dinero y lo utilicé para comprar la maquinaria que realmente necesitaba para fabricar zapatos». En un radio de 10 kilómetros Lorenz Wagner, fundador de Lowa La demanda de calzado era enorme en los años 20, en aquel entonces el calzado era el elemento principal para viajar. La gente que vivía en zonas rurales o urbanas solía ir a pie para desplazarse y visitar a amigos y familiares. Los hermanos de Lorenz también montaron sus propias zapaterías independientes. Hans Wagner se trasladó a Vierkircheny su hermano Adolf a Weichs, dos localidades a unos 10 kilómetros de Jetzendorf. La banda de música se separó y comenzó la historia de las tres marcas de calzado. La marca conocida hoy en día como Hanwag se fundó en 1921. Hans Wagner empezó a crear zapatos para una empresa de Múnich y pronto comenzó a producir sus propios diseños de estilo bávaro. Continuó expandiendo su negocio y comenzó a comercializar sus zapatos bajo la marca Hanwag en 1952. La fábrica permaneció en manos familiares durante sus primeros 83 años de existencia. El fundador de la empresa pasó el liderazgo de la empresa a su sobrino Josef Wagner. Por ese motivo, Hanwag solo tuvo dos directores generales durante prácticamente toda su historia. En 2004, la empresa pasó a formar parte de Fenix Outdoor AB. La compañía permanece vinculada a Lowa como un competidor «hermano» de la marca hasta día de hoy. Adolf Wagner, el menor de los tres hermanos, se casó en 1923 y se mudó a Weichs, donde se hizo cargo de la zapatería local y durante los siguientes 10 años la convirtió en una fábrica de zapatos con 30 empleados. Las botas de montaña y esquí que vendía bajo el nombre «A.W.» tuvieron mucho éxito. Al igual que sus hermanos, fabricó botas de infantería durante los años de la guerra. La empresa volvió a fabricar calzado tras laSegunda Guerra Mundial bajo la marca Hochland. Su hija Emma asumió la dirección dela empresa en 1955 junto a su marido. La compañía consiguió un renombre mundial en las décadas de 1950 y 1960. A mediados de los setenta, la fábrica de calzado fue alquilada a Romika, una empresa que fabricaba allí sus botas de montaña. Sin embargo, la gran competencia que existía en aquel momento obligó a que la fábrica cerrara definitivamente sus puertas en 1981. La fábrica de calzado de montaña «Ilmtaler Sportschuhfabrik» No se puede pasar por alto los paralelismos con las historias de sus hermanos. Como hijo mayor, Lorenz Wagner, heredó el negocio de sus padres en 1922. Incluía algunas propiedades y la pequeña zapatería rural regentada por su padre, Johann. Lorenz tenía grandes planes: quería trabajar con su esposa, Therese, y convertir la «pequeña zapatería rural» en una verdadera «compañía». Con esa idea, compró sus primeras máquinas y creó su propia empresa en 1923, un negocio que aún no se llamaba LOWA. Lo más probable es que la empresa empezara a funcionar como «Ilmtaler Sportschuhfabrik». La empresa apareció por primera vez en los registros en la década de 1930. En 1930, la empresa tenía siete empleados: seis hombres y una mujer. El espacio de trabajo era estrecho. Entonces se construyó el primer edificio de la fábrica, de 15 x 6 metros. Un ambicioso aprendiz, Josef Lederer, se unió a la empresa en febrero de 1930. Dijo sobre su experiencia: «Los zapateros trabajaban en el desván. Yo también estuve allí arriba, como aprendiz. Todos comíamos en la casa, incluidos los que vivían en el pueblo. Las comidas eran parte de nuestra paga. Los aprendices teníamos que pagar también; en mi caso, tuve que limpiar los zapatos de la mujer que luego se convirtió en mi esposa». Josef Lederer dejó LOWA tras su formación. Pero volvió 15 años después y se casó con Berta Wagner, la hija del fundador de la empresa. Al principio, LOWA fabricaba principalmente zapatos bávaros Haferl hechos de cuero. Pero la fábrica también producía «calzado deportivo», es decir, botas de montaña y de esquí. Estas botas también estaban hechas de cuero. Los deportes alpinos experimentaron un aumento de popularidad durante los «dorados» años 20, y los zapateros Lorenz, Hans y Adolf Wagner se aprovecharon de esa tendencia. La Segunda Guerra Mundial y el nacimiento de LOWA En 1936 la fábrica crece y se incorpora un motor eléctrico de 13 caballos de fuerza. También se fabrican la primera generación de botas de esquí Lowa. Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939, la fábrica produce el calzado utilizado por los soldados de infantería de montaña. La industria del calzado y del cuero en toda Alemania queda bajo control central en 1934 y se establecieron cuotas como parte de este cambio. Los zapateros como Lorenz Wagner (y sus hermanos) disfrutan de un estatus especial en las políticas económicas nacionalsocialistas. Hasta 30 prisioneros de guerra franceses del campo de Moosburg trabajan en la fábrica de calzado de Lorenz Wagner durante la guerra. Residen en Jetzendorf. La relación entre los franceses y su empleador es aparentemente buena: tras la capitulación de Alemania en 1945, los franceses hablan a los estadounidenses sobre la empresa de Jetzendorf. Durante los años de la posguerra, la gama de productos se amplia y la fábrica de calzado también recibe un nuevo nombre durante este período: LO(renz) WA(gner). En 1952 Lowa experimenta una gran crisis. El conflicto de Corea hace que los precios del cuero oscilen bruscamente. El antiguo aprendiz Josef Lederer, que en ese momento era director general, y la hija de Lorenz, Berta, jefa de ventas, rescatan la empresa. Y Josef y Berta se casan el 5 de julio. El 13 de febrero de 1957 se funda LOWA KG. Josef Lederer y su cuñado Josef Wagner se convierten en socios. LOWA sigue una nueva estrategia de marketing que se centra en la colaboración con alpinistas profesionales, LOWA proporciona material a las expediciones más importantes durante los años siguientes. El crecimiento de LOWA y su internacionalización En los años 60, LOWA sigue creciendo. La empresa emplea a 95 personas y genera una facturación de alrededor de 2,5 millones de marcos alemanes. Josef Lederer invierte audazmente en el futuro de LOWA. Después de adquirir un sistema de vulcanización, compra una máquina de moldeo por inyección de poliuretano para fabricar botas de esquí. Al hacerlo, se convierte en un pionero de la industria. En 1972, el equipo de desarrollo de LOWA logra otro gran éxito. Con la ayuda de un sistema de aire inflable, el interior de la bota de esquí se puede moldear hasta adaptarse exactamente al pie. La nueva bota se llama LOWA AIR y será todo un éxito de ventas durante años. En 1977 LOWA amplía sus ventas más allá de Alemania y en 1983 emplea a más de 100 personas en Altmühlmünster, Altmannstein, Pirmasens y Jetzendorf. El veinte por ciento de los zapatos de la empresa se exportan al extranjero. En 1988 se produce un cambio de generación en LOWA. Después de que Josef Wagner deja HANWAG en 1979, Josef Lederer renuncia a su cargo en LOWA y pasa las riendas del liderazgo a su hijo Stefan Lederer que desarrolla la gama de calzado de trekking y botas de montaña ligeras. En 1992 LOWA enfrenta importantes dificultades comerciales y la empresa italiana Tecnica adquiere LOWA en 1993. Es un grupo cuyas marcas incluyen Nordica, Rollerblade, Blizzard y Moon Boot. Se optimizan los procesos en LOWA y se traslada el negocio de botas de esquí a Italia. Jetzendorf sigue siendo la ubicación de la fabricación de las botas de alpinismo y el calzado de trekking LOWA. En 1997, se consigue un gran avance con el modelo RENEGADE. Este modelo se convierte en todo un éxito de ventas aún hoy en día. En los 2000, LOWA vende 1 millón de pares de zapatos por primera vez. La empresa crece y construye nuevos edificios de producción. La tienda de 15 metros cuadrados en la que comenzó Lorenz Wagner se transforma en una moderna planta de producción de 7.000 metros cuadrados. En 2010 LOWA alcanza su próximo hito. ¡Vende dos millones de pares de zapatos! LOWA comercializa sus productos en diversos países, como en los Estados Unidos, China y Australia. En 2019, Alexander Nicolai se convierte en director general y dirige LOWA junto con Werner Riethmann. En este mismo año, LOWA adquiere a Riko Sport, su socio de producción desde hace mucho tiempo. La ubicación de desarrollo en Italia se conoce como LOWA R&D y la producción de Eslovaquia como LOWA Production. Más de 2000 personas trabajan en ese momento en LOWA. Llegamos a 2023 y LOWA celebra su centenario produciendo más de 3 millones de pares de zapatos. Hoy en día, Lowa es uno de los fabricantes más importantes de calzado outdoor a nivel mundial y exporta sus productos a 80 países.

Post similares

Más aventuras

Generated by Feedzy