Skip to content

cuaderno de bitácora

Detalles de mis viajes

Fernanda Maciel conquista el Monte Vinson, el techo de la Antártida

Fernanda Maciel vuelve a sorprendernos con un nuevo récord en un terreno hostil como es el de la Antártita. Hace casi un año se hacía con el FKT (Fastest Known Time) en la ruta Hielo Continental Patagónico junto con su compañera de equipo Kaytlyn Gerbin, una de las expediciones más espectaculares de Sudamérica rodeando los cerros Fitz Roy y Torre. En las vísperas de la pasada Navidad la corredora brasiñeña ha conseguido un tiempo récord escalando una de las legendarias ‘Siete Cumbres’, superando a todos los escaladores anteriores conocidos en lo que se cree que es el primer ascenso corriendo de la cumbre del Monte Vinson y después haciendo un complicado descenso. Es una experiencia de carrera bastante loca y difícil, pero la Antártida es un entorno de exquisito aislamiento y las montañas son súper poderosas A menos de 1.200 kilómetros del Polo Sur y con un altura de 4.892 metros sobre el nivel del mar se encuentra el Monte Vinson, el más aislado de las Siete Cumbres, donde no hay vida silvestre y sus bajas temperaturas y sus extremadamente fuertes vientos, lo convierte en un escenario bastante hóstil. Se encuentra tan al sur que solo tiene dos estaciones: el invierno, cuando nunca sale el sol; y el verano, cuando nunca se pone. Normalmente el ascenso requiere un mínimo de cinco a siete días para escalar mediante alpinismo o esquí de montaña. Fernanda partió del campamento base de Vinson a las 11:30 de la mañana con Sam Hennessey, quía de montaña y corredor local. La temperatura era de -25 grados centígrados. Después de los primeros 9 kilómetros, la corredora brasileña cambió sus zapatillas de correr por botas y cogió su equipo de escalada, ya que el trazado que tenía por delante incluía secciones largas de cuerda fija con pendientes de hasta 55 grados, incluidos tramos categorizados en el grado de escalada D +. Durante el recorrido la temperatura descendió hasta los -35 grados centígrados. Fernanda tuvo que arreglar un crampón roto, y en la cresta de la montaña expuesta final, no solo soportó el mal de altura, sino que luchó para ver a través de las gafas congeladas. Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de Red Bull Brasil (@redbullbr) La corredora brasileña no solo llegó a la cima en el tiempo récord más rápido conocido de 6 horas y 40 minutos, sino que completó el regreso al campamento base en menos de la mitad del tiempo, para un viaje de ida y vuelta total de 9 horas y 41 minutos. Tanto los tiempos de cumbre como los de ida y vuelta también califican como récords mundiales. (Todos los tiempos fueron documentados a través de GPS y han sido verificados oficialmente por SkyRunning World Records). «Sabía que no podía parar ni un minuto durante mi carrera hacia la cima del Monte Vinson. Es una experiencia de carrera bastante loca y difícil, pero la Antártida es un entorno de exquisito aislamiento y las montañas son súper poderosas. Me encanta la sensación de logro y contemplación que solo me pueden dar montañas tan altas», explicó Maciel.

Post similares

Más aventuras

Generated by Feedzy